Translate

Camboya

Camboya

China

China

Filipinas

Filipinas

Indonesia

Indonesia

Laos

Laos

Malasia

Malasia

Singapore

Singapore

Tailandia

Tailandia

Vietnam

Vietnam
Se ha producido un error en este gadget.

15. Últimos instantes en Myanmar y un nuevo objetivo: la búsqueda del Orangutan


Esta vez el camino hasta Yangon fue bastante menos movido que a la ida. Es la diferencia entre un bus local y uno turístico. Además iba directo, dejándonos muy cerca del centro de la ciudad.



Nos hospedamos en el  White House Hotel, bastante famoso entre mochileros y con precios standar. Por lo visto las compartidas, que tienen aire acondicionado están muy chulas, mientras que las dobles individuales están echas una mierda. Pero para pasar una noche es suficiente y al menos tiene baño propio.




Llegamos casi cayendo la noche, así que cansados del tute de todos estos días fuimos a dar un breve paseo por el barrio y ya de paso aprovechamos para cenar algo en los puestos callejeros de la ciudad, donde por cierto se come muy bien. Después intentamos conectarnos a Internet, pero es bastante complicado ya que en Myanmar el Internet va con poleas. Así que desistimos y nos fuimos definitivamente a dormir. 


Me volví a levantar temprano nuevamente, quizás por costumbre, quizás por probar el excelente desayuno del Hostal, uno de los más famosos entre los mochileros y muchas guías de viajes. 
Eran mis ultimas horas en este mas que interesante país y todavía me quedaban ciertas cuentas pendientes en Yangon, como el comprarle un cuadro a aquel artista callejero que vi en el inicio del viaje y pintaba espectaculares cuadros en cuestión de minutos con un calendario, una navaja, y pintura.
Dimos un buen paseo por la ciudad, recorriendo algunos lugares que me había dejado por ver en mi primera visita a la antigua capital.



Es frecuente ver arboles de Durian por las calle de Yangón, siendo Myanmar un lugar en donde abundan estas singulares frutos.


Después nos dirigimos al mercado, ya que Jeong y Jane querían verlo y ya de paso ultimaba las compras finales mientras esperábamos hasta las 2 de la tarde a que el artista pintor llegara a las calles


Sobre las 2 de la tarde el artista callejero se sienta sobre la calle y empieza a pintar. Pensé que no le vería, ya que hay un día en el que no viene, aunque no recordaba cuando. Finalmente le vi y pude comprarle un par de cuadros que me pinto en el mismo momento por escasos 3 euros. Esta vez el pintor era el padre de aquel chaval que me dejo impresionado.


Mi tiempo en Myanmar se acabo definitivamente y con solo 3 horas antes de mi vuelo de salida del país, cogí el autobús que te lleva del centro de la ciudad a el aeropuerto. En solo una hora corta se llega, aunque se debe tener cuidado con el increíble trafico de la ciudad, por lo que conviene salir con bastante antelación. Una vez en la parada más próxima al aeropuerto,  por 2000K toma una pick up para que le deje en las terminales.



Mi aventura en Myanmar había llegado a su fin, y desde luego todo lo que había oído de este magnifico país era cierto. Sus paisajes, sus Pagodas y templos, sus playas, y sobre todo sus gentes son espectaculares, y espero que todo esto nunca cambie. Me atrevería a decir que es el país más apasionante que jamás he visitado y ya estoy contando los días para mi regreso a esta espectacular región de amables gentes.
Con mucha pena abandone el país con destino Sumatra (Indonesia), aunque debía pasar una larga escala durmiendo en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Ahora mi siguiente destino era Bukit Lawang en la búsqueda de nuestros antepasados: Los Orangutanes...