Translate

Camboya

Camboya

China

China

Filipinas

Filipinas

Indonesia

Indonesia

Laos

Laos

Malasia

Malasia

Singapore

Singapore

Tailandia

Tailandia

Vietnam

Vietnam
Se ha producido un error en este gadget.

6. Phi Phi Islands (Tailandia)

Llegamos a Phi Phi vía Ferry desde la ciudad de Krabi. El Ferry a penas tarda 2 horas, lo que no se hace nada pesado. Además el paisaje por el que navega es sencillamente espectacular.
Phi Phi ,
Phi Phi es un pequeño archipiélago que se encuentra en el mar de Andamán, al sur de Tailandia. Se ha convertido en los últimos años en un lugar muy popular para el turismo, hasta el punto que la expansión de las infraestructuras hoteleras están creciendo descontroladamente para poder albergar a tanta demanda turística.
Está compuesto por las cuatro islas siguientes, ordenadas de mayor a menor tamaño:

1 Koh Phi Phi Don
Es la mayor de las islas y la única habitada. Posee un pequeño pueblo conocido como Ton Sai, en donde se encuentra el puerto principal para la llegada de los ferries procedentes de la península y otras islas. La oferta hotelera es bastante amplia, desde grandes Resorts hasta pequeños bungalows de madera. Se ha llegado a denunciar la masiva construcción de hoteles en lugares en los que no se podía, pero la fuerte demanda turística ha podido más.Diariamente hay varios servicios de ferries que conectan la isla con diferentes lugares, ya sean de la península u otras islas, como puede ser Krabi, Rai Ley, Ao Nang o Phuket. El trayecto suele durar unas dos horas y media.





2 Koh Phi Phi Leh
Dentro de las dos islas principales, ésta es la menor. Se trata de una isla compuesta por acantilados de roca caliza que emergen hasta cientos de metros sobre el nivel del mar. Posee dos playas, dentro de las cuales, la más conocida, bella y extensa es la bahía de Maya, cuyo nombre se debe a una leyenda que hay sobre una mujer de mismo nombre que encontró el fin de sus días en aquel lugar de manera injusta. Esta bahía llegó a gozar de una amplia barrera de corales, la cual ha sido prácticamente arrasada por el masivo tránsito diario de embarcaciones de gran tamaño que atracan en la propia orilla.
En esta isla se han filmado varias películas, como pueden ser "La isla de las cabezas cortadas" o "La Playa". Ésta última provocó un gran revuelo porque modificó temporalmente la isla en el 1999, plantando unos 60 cocoteros en la duna y abriendo dos hoyos entre la vegetación que había al comenzar ésta. Al finalizar el rodaje, y tras un segundo intento, la bahía volvía a tener el mismo aspecto y se recuperó del todo.
Hasta 2003 la isla permaneció intacta, con aspecto de isla virgen, con toda su vegetación original. Tan sólo había una pequeña casita en un lateral donde vivían unos pescadores que se encargaban de cuidar la isla y de recolectar los nidos de golondrina. En 2004 la isla pasó a formar parte en toda regla del Parque Nacional de las Islas Phi Phi, y con vistas al turismo, quisieron arreglar y acondicionar la isla para los turistas. De modo que los pescadores que allí vivían tuvieron que irse a unas cuevas que hay por otro lado de la isla, y todo fue reorganizado, limpiaron la isla, podaron las plantas, cortaron otras, pusieron servicios, ceniceros en la playa, un pequeño restaurante y además se estaba hablando de construir una zona de bungalows. La isla pasó de ser un paraíso virgen a un paraíso turístico.

3 Koh Yung (Mosquito Island)
Es una isla que el 90% está formada por acantilados de roca caliza, tiene una pequeña playa en uno de los laterales.

4 Koh Pai (Bamboo Island)
Es una pequeña isla circular, y es la única que no tiene formaciones rocosas como el resto. No está desierta, pero es bastante tranquila, lo único que hay es un pequeño restaurante que abre dos veces al día y un baño con duchas, ya que tiene una pequeña parte para poder acampar. Se puede tardar alrededor de una hora en dar la vuelta a toda la isla.




Llegue a Koh Phi Phi Don con la intención de reencontarme con aquellos nativos con los 4 años atrás había vivido unas vivencias increíbles tras el desastroso Tsunami que segó la vida de cientos de miles de personas, pero rápidamente me di cuenta que no seria nada fácil reencontrarme con ellos, y es que ahora la isla estaba totalmente reconstruida, y de conocerla con a penas 10 edificios y 3 calles, la isla ahora contaba con una masiva infraestructura.(Podeis ver la diferencia en las fotos). Pero eso no seria lo peor, y es que a lo largo de los días que estaría por allí, la isla a la cual veneraba anteriormente, me guardaba mas sorpresas negativas.










La isla, a pesar de la masificación que sufre en todos los aspectos, continua siendo un lugar espectacular y bonito, aunque poco a poco sigue perdiendo belleza y sobre todo su esencia. Y es que antes era una isla de corte Hippie donde se podía disfrutar de una mas que merecida tranquilidad en uno de los lugares mas bellos del planeta. Pero el turismo y sobre todo la tragedia del Tsunami del 04 lo cambio todo. Tras quedar reducida a las cenizas, se inició un lento proceso de reconstrucción al cual tuve yo el honor de participar. Tras años de trabajo duro, la isla empezó a resurgir. La mayoría de aquellos nativos que sobrevivieron al suceso, dejaron o vendieron sus tierras a turistas, que aprovechándose de tan grande tragedia, quisieron enriquecerse malcomprando los terrenos de aquella gente que había perdido todo. La mayoría de estos resorts o negocios pertenecen a turistas ingleses que han convertido la isla en un nuevo Benidorm. Y con todos mis respetos a Benidorm, ya que durante años fue mi lugar de veraneo. Es fácil ver en la calle turistas ingleses repartiendo flyers , para que te decidas por uno de sus numerosos garitos que hay por la isla. Todos ellos ofrecen fiestas al mas puro estilo inglés, donde el alcohol es el protagonista, representados en los famosos buckets, que son una especie de minis en forma de cubo de playa, y cuya combinación es capaz de tumbar incluso al que mas aguante tenga al alcohol en solo cuestión de horas. Todo esto no hace mas que crear un ambiente muy distante al que existía anteriormente en la isla. Además cada día la isla genera mayor basura, lo que se nota en sus costas y calles, antes totalmente inmaculadas. Son miles los turistas que la visitan, y que sin saber lo que tan solo unos cuantos años atrás sucedió, estropean y ensucian este lugar paradisiaco.




Desgraciadamente nada se puede hacer ya, y este paraíso no solo por su paisaje, sino por su gente y su ambiente, a desaparecido. Aun así, se debe si o si visitar esta isla, punto de partida también de lugares espectaculares tales como su vecina Koh Phi Phi Leh.
Los días que estuvimos por allí, los dedicamos a relajarnos completamente en la isla, a pesar de que ya es difícil hacerlo. Aun así hay ciertos lugares en los que se goza de tranquilidad, sobre todo los alejados del centro. La isla ahora esta bien preparada para un nuevo Tsunami. Son decenas de carteles los que advierten de las rutas de evacuacion y distancia que hay hasta un punto alto de la isla, donde poder refugiarse en caso de tragedia. También hay varias sirenas para avisar de un nuevo Tsunami. Quizás si todo esto hubiera existido en su momento, numerosas vidas se hubieran podido salvar.





La isla cuenta con comercios de todo tipo, restaurantes y numerosas escuelas de buceo, además de una gran oferta de alojamiento para todo tipo de bolsillos. Nosotros nos alojamos en el Harmony House, el cual era bastante económico, aunque eso si, nada paradisiaco, pero de gente nativa bastante maja.






En la isla hay un mirador espectacular en la montaña, donde poder admirar la belleza de esta isla y de otras cercanas. Ahora, a diferencia de cuando yo fui, hay escaleras que suben hasta el lugar, en cuya cima puedes encontrar incluso un restaurante. Estas escaleras le quitan también esencia a la isla, ya que antes debías hacer una travesía por la maleza, travesía que usaron los nativos de allí para refugiarse. Aunque quizás este así de marcada como vía de escape a un nuevo Tsunami.




Las playas de la isla siguen siendo de una gran belleza, aunque quizás sus aguas ya no gozan de esa transparencia que antes tenían y su costa esta algo sucia debido a las continuas fiestas nocturnas que se suceden diariamente. También sus fondos no son los mismos y ahora sus aguas están llenas de arrecife muerto. Obviamente las playas están masificadas, aunque todo el mundo suele concentrase en el mismo sitio, con lo que se puede disfrutar de algo de tranquilidad.

Se esta bastante bien por Phi Phi tomándose un buen zumo natural a orillas de la playa.
Uno de los días, alquilamos unas canoas junto a unas amigas que conocimos por allí: una Inglesa y una Canadiense muy simpáticas. También probamos su fiesta nocturna que antes criticaba, pero que si se llevara con algo mas de control, especialmente por nosotros los turistas, las cosas no estarían como están, pero a los guiris que van a pasar solo unos días de vacaciones, eso les da igual.





Por supuesto, también realizamos la tradicional travesía Koh Phi Phi Leh, pasando antes por Monkey Beach, una playa de Phi Phi habitada por unos mal humorados monos con los que durante mi estancia allí no me lleve demasiado bien.
Phi Phi Leh es la isla donde se encuentra Maya bay, escenario de la película La playa. También este lugar a cambiado bastante desde mi ultima visita por estas tierras. Además de estar todavía más masificada durante el día, diariamente acampan turistas en la isla, a pesar de estar solo limitada a unos pocos.
La encontré bastante cambiada, en especial sus fondos. El agua ya no es tan verde como antes, y los bancos de peces a la orilla han desaparecido. Sigue siendo un lugar espectacular, pero ya nunca sera lo mismo.




El paseo en barco merece la pena, especialmente si se hace por medio de un barco tradicional Tai, con nativos, ya que la opción mas turística e incluso mas barata ,es por medio de grandes embarcaciones o yates. Durante la excursión vereis mas islas de las que conforman Phi Phi, e incluso podréis ser testigos de un espectacular atardecer. Durante esta pequeña travesía por las islas Phi Phi tuve un fuerte percance, y es que mientras pasaba de barco en barco ya de vuelta de Maya, resbale, y me di uno de los mayores leñazos de mi vida, partiendo incluso varias laminas de madera del barco. La verdad es que me destroce los pies. A pesar de ello, no fue impedimento para en días posteriores seguir visitando la isla e incluso al día siguiente ir en busca de tiburones.




Y es que también fuimos a bucear, para poder descubrir sus maravillosos fondos a pesar de ya no ser los mismos. Aquel día tendríamos mala suerte, ya que no solo no divisamos ningún tiburón, sino que el fondo se encontraba algo revuelto y no pudimos ver demasiado. Todo esto era el presagio de la enorme tormenta que caería sobre nosotros y haría abandonar la idea de buscar tiburones u otros animalitos del océano.





Fueron días de relax en Phi Phi, a excepción de aquella noche en la que Gonza probo en sus carnes los famosos Buckets. Fue un enorme pedo el que se pillo, semejante al que yo me pille en Kho Phan Ghan 2005, pero con la diferencia que acabo durmiendo la mona en el hostel y no en la playa acompañado de un Lady Boy.
También acudimos al Reggie Bar, que justo cuando yo llegue a la isla por primera vez en 04, acababa de ser inaugurado. Allí se dan diariamente exhibiciones gratuitas de lucha Tailandesa que resultan espectaculares.



video video



En cuanto a mi búsqueda de aquellos supervivientes al Tsunami con los que había convivido, no hubo ni rastro, y es que la mayoría de ellos habían abandonado la isla. Solo fui capaz durante los 5 días que estuvimos allí, de ver a uno, y encima no pude saludarle, ya que a pesar de no haber coches allí, y de que todo el mundo va a pie, lo vi subido a una moto, con lo que no pude pararle.
Fue una pena, ya que mi principal objetivo de esta visita era la de encontrarme con todos aquellos que me ayudaron a ser mejor persona. Lo único que espero es que todos ellos estén bien y hayan sido capaces de salir adelante , cosa que no dudo ni un momento.
A pesar de no gustarme el nuevo ambiente del que se ha empapado la isla, Gonza y yo estuvimos unos días estupendos por allí, aunque ambos necesitabamos de un lugar mas autentico, y en Rai Ley, nuestro siguiente destino , lo encontraríamos....



Ver todas las Fotos